Search

Minnesota Hands and Voices

Home

La historia de Erik

Queridos padres y madres:

Nuestro hijo tiene 14 meses y su pérdida de audición es del grado severo-profundo. El día que a Erik le diagnosticaron su pérdida de audición fue un día muy triste para nosotros. Empezamos a buscar cuál era la mejor opción para Erik y nos comentaron sobre un implante coclear que hacía que los niños pudieran aprender a escuchar y a hablar. Pero nosotros teníamos la esperanza de que tal vez con el paso del tiempo su oído mejorara sin necesidad de algún implante, puesto que no queríamos llegar al momento de la cirugía y cuando al fin aceptamos que su pérdida de audición era profunda, empezamos a conseguir más información al respecto y nos dimos cuenta que era una opción muy buena y que podía dar muy buenos resultados, así es que decidimos darle esa oportunidad.

Ahora Erik tiene dos meses con su implante y son sorprendentes los resultados que está obteniendo, escuchando cosas que no creíamos que escucharía en tan poco tiempo, como el timbre del teléfono, su nombre propio y muchos sonidos nuevos que ahora él y nosotros disfrutamos al ver los resultados y nos sentimos muy felices porque sabemos que tomamos la decisión correcta para nuestra familia y que le dimos la gran oportunidad a Erik para oír las cosas maravillosas de este mundo.

En México de donde somos yo conocí a una familia que tenía un niño sordo. La señora le trataba muy mal y siempre le gritaba. Es feo que traten así a los niños que no tienen la culpa. Aquí cerca del apartamento yo salí con Erik a jugar en la resbaladera. Los otros niños me hicieron preguntas y cuando les expliqué que él no oía por los oídos sino por el implante una niña dijo, “Ay, pobrecito.” No le dije nada pero dentro de mí yo dije que no, porque no es pobrecito y no quiero que le tengan lástima. Quiero que lo vean, que hagan preguntas y que sepan que es una persona normal.

Gracias a la orientación de todas las personas que nos están ayudando a hacer posible que nuestro hijo lleve una vida llena de dulces palabras de cariño y de amor, y sobre todo gracias a Dios por mandarnos un Angelito hermoso y especial.
Gracias,
Erika and Keener

-

If you know someone who would benefit from this site, fill out the form below and we will send them more information.
Cancel Send Referral

If you’re a professional and know a family that could benefit from the information on this site, you can refer them through this secure form.

The Minnesota Hands & Voices values the support from parents like you.

To donate

To volunteer